AMFIJU (Asociación de Minusválidos Físicos de Jumilla)

Noticias

Consulta la actualidad de AMFIJU

AMFIJU EN EL CAMINO DE SANTIAGO

La semana del 21 al 27 de agosto se llevó a cabo el Camino de Santiago por el Camino Francés en cinco etapas, partiendo desde Sarria.

La expedición estaba compuesta por 20 personas, integrantes de la Asociación de Minusválidos Físicos de Jumilla (AMFIJU) y la Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Jumilla (ARJU) entre socios, familiares y amigos que llevamos a cabo esta peregrinación a Santiago de Compostela con el objetivo de conseguir la Compostela.

 

 

Nuestro agradecimiento desde AMFIJU a:

  • La Asociación de Alcohólicos Rehabilitados de Jumilla (ARJU) y sus familiares que sin su apoyo en el camino no hubiésemosconseguidos superar los obstáculos que encontramos, muchas gracias especialmente a Antonio Mateo Cutillas y Antonio Carrión González.
  • La Asociación de Padres de Jumilla con Niños Especiales (ASPAJUNIDE) que trasladó al grupo hasta la estación del tren y nos recogió al regreso de nuestro viaje el lunes por la noche para llevarnos a Jumilla.

  • La Asociación Murciana de Padres e Hijos con Espina Bífida (AMUPHEB) que nos prestó una furgoneta adaptada, como apoyo todo el tiempo que duró nuestra aventura, sirviéndonos de apoyo logístico todo el camino.

  • Y a todos los peregrinos que nos encontramos en el camino que nos ofrecieron su ayuda de forma desinteresada y especialmente a Raúl Vaíllo de San Bartolomé de Pinares de Ávila.

Iniciamos nuestra aventura el lunes 21 de agosto a las ocho donde el grupo se separó para encontrase nuevamente en nuestro destino Sarria que sería de donde saldríamos a la mañana siguiente para iniciar nuestra primera etapa.

Ya en nuestro destino nos aconsejaron que la etapa que nos disponíamos a realizar a la mañana siguiente era muy bonita pero iba a ser muy complicada de hacer sobre todo por nuestros compañeros que van en silla de ruedas, aunque todos estábamos dispuestos a ayudar en todo lo que pudiéramos fue necesaria la ayuda de varios peregrinos que se cruzaron con nosotros.

A partir de ahí las siguientes etapas tuvieron su dificultad pero el terreno era totalmente accesible para todos, lo único que necesitaron nuestros compañeros fue apoyo en alguna subida con gran pendiente y en alguna bajada también complicada.

Nuestra primera etapa fue de Sarria a Portomarín una de las más complicadas para nosotros pero con mucho encanto ya que pasamos por distintos arroyos y a lo largo de todo el camino estuvimos arropados por soberbios castaños, robles y pinos.

La segunda etapa de Portomarín a Palas de Rei fue de paisajes muy distintos,o  ya que esta etapa va junto a carreteras. Sin embargo también encontramos zonas de pasto con ganado.

La tercera etapa de Palas de Rei a Arzúa fue la etapa más larga que realizamos, además traspasamos los límites de Lugo para entrar en A Coruña; donde realizamos una visita casi obligada en una de las pulperías de Melide para reponer fuerzas y continuar por un sinfín de toboganes y por unos escenarios de naturaleza maravillosos.

Ya solo nos quedaban 40 Km para llegar a Santiago de Compostela por lo que decidimos dividir este tramo en dos jornadas haciendo parada y alojándonos en O Pedrouzo, esta etapa fue de las más fáciles y cómodas para nosotros.

Y ya por fin nos levantamos sabiendo que era el día en que llegaríamos a la catedral de Santiago, esta última etapa se nos hizo demasiado larga a pesar de que no era una de las etapas con tan solo 20 Km de distancia nada en comparación con otras realizadas, quizás el cansancio o el no querer terminar nuestra aventura. Desde la atalaya del Monte del Gozo tuvimos la primera panorámica de Santiago de Compostela dando paso a un recorrido urbano que terminó a los pies de la fachada barroca de la catedral, la plaza de Obradoiro, el fin y el comienzo de nuestro camino.